Numon - Bags With History
consumo responsable

5 términos para sumarte al consumo responsable

Consumir de forma responsable se ha convertido en una necesidad. Ser consciente de qué compramos, dónde lo compramos y a quién es fundamental para cambiar el sistema de consumo masivo que impera actualmente por otro más comprometido con el planeta. Pero te has parado a preguntarte qué es el consumo responsable. Se trata de una forma de consumo comprometida y consciente que tiene en cuenta las repercusiones laborales, ambientales, sociales que puede ocasionar la compra de un determinado producto.

Ante esta definición, ¿qué podemos hacer para incorporar el consumo responsable a nuestra rutina? Primero, incorporar algunos términos a tu vocabulario habitual y empezar a prestarles atención. Aquí tienes 5 por los que empezar:

1. Ciclo de vida de un producto. Cada vez más tenemos la necesidad de conocer cuáles son las fases de producción por las que pasa un producto. Y precisamente esto es a lo que se refiere este concepto. Así, va desde la parte de conceptualización hasta el reciclado o destrucción del mismo pasando también por la parte de fabricación.

2. Código de conducta. Hace referencia al conjunto de valores o manifiesto social que hay detrás de una empresa. También se refiere a las normas o prácticas de ésta y todo lo que hace para contribuir a un sistema de producción sostenible y lo más respetuoso posible con el entorno.

3. Comercio justo. En este caso se refiere a un tipo de cooperación entre los países ricos y los más pobres para generar relaciones comerciales respetuosas e igualitarias entre ellos, donde se prima el respeto laboral, medioambiental y entre productores y consumidores.

4. Huella ecológica. Este indicador medioambiental nos permite calcular cuál es el impacto de las acciones humanas en la naturaleza y cuánto tiempo va a necesitar la tierra para producir los recursos y absorber las consecuencias de su actividad. Afecta a todo tipo de productos y bienes como son la moda, la alimentación, el cultivo, etc.

5. Kilómetro cero. Aunque está muy relacionado con el sector de la alimentación, cada vez son más las empresas que deciden producir de forma local sus productos ya que esto supone un menor coste medioambiental para el planeta. Porque, como sabes, la huella ecológica que tiene un producto que ha sido elaborado aquí y a pequeña escala no se parece en nada al de un producto que se ha hecho en la otra punta del mundo de forma masiva.

Conocer estos conceptos te permitirá incorporarlos en tu día a día y saber en qué debes fijarte para practicar un consumo más consciente y responsable. ¿Los conocías o no? ¿Hay alguno que eches de menos? La verdad es que nos encantaría que lo compartieras con nosotras en el apartado de comentarios. ¿Te animas?

 

Foto: Kat Yukawa. Unsplash. 

Etiquetas:,


Sigue nuestro día a día en Instagram

  • numon_bags
  • numon_bags
  • numon_bags
  • numon_bags
  • numon_bags
  • numon_bags
  • numon_bags
  • numon_bags
  • numon_bags
  • numon_bags
  • numon_bags
  • numon_bags

    0

    Tu carrito